Reconexión con una misma, con las mujeres y con el entorno. Inyección de vitalidad, de fuerza, de ese fuego que tenemos todas en nuestro útero y que representa a todas las mujeres que han estado, están y estarán. Descarga de autolimitaciones. Respirar belleza, calma y a la vez mucha intensidad. Prepara el terreno para los cambios que le siguen…aunque ya solo con la experiencia es un gran cambio. ¡Ha sido bonito compartir esta experiencia con más mujeres, poder sentirnos y escucharnos desde el amor! ¡Gracias!

Alba García CervantesLicenciada en Derecho
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Politica de Privacidad. ACEPTAR
Aviso de cookies