Aquí llegan los RETIROS del 2021

La Escuela de Mujeres tiene el firme compromiso de seguir dando vida a los encuentros presenciales que tan TRANSFORMADORES son, más aún en estos tiempos de pantallas y más pantallas.

Así que te presento los retiros de este año, si te resuenan y quieres darte este baño de nutrición, ADELANTE!!! una de estas plazas seguro que es para ti.


🔥 ¡ESTO ESTÁ QUE ARDE! 🔥

¡YA HAY MUJERES CON SU PLAZA RESERVADA!

· No te quedes sin vivir esta experiencia ·

¡ADELANTE!

TAMBIÉN LLEGARON MUJERES SABIAS

TAMBIÉN LLEGARON MUJERES SABIAS

Y aunque no lo digan las crónicas,
también llegaron mujeres sabias
desde los cuatro puntos cardinales.
El fuego ardía en su seno
mucho antes de ver la estrella en el cielo.
Caminaban en oscuridad fiándose
de que la tierra se iluminara cada noche
con la luz de las lucernas más humanas.

Llegaron mujeres sabias
libremente y por propia autoridad,
sin ocultarse y desafiando las costumbres,
sin pedir permiso a ningún rey,
siguiendo sus intuiciones y sueños
su anhelo y el ritmo de su corazón,
cantando canciones de esperanza
y abriendo camino a la dignidad.

Llegaron en silencio, de puntillas,
sin ruido, sin parafernalia,
sin provocar altercados ni miedos,
sonriendo a todos los peregrinos.
Llegaron de forma contracultural,
no les quedaba otro remedio.
Nadie levantó acta con sus nombres,
pero dejaron huella y recuerdo imborrable.

Llegaron y trajeron regalos útiles:
agua que limpia, fuego que ilumina,
pan de la tierra y leche de sus pechos.
Llegaron con mantas para envolver,
frutos secos para compartir,
aceites para curar y ungir
y nanas tiernas en sus gargantas
para alegrar y dormir al que iba a nacer.

Ayudaron a María a dar a luz,
y cuando gemía con dolores de parto
le susurraban bendiciones de su pueblo.
Se quedaron en Belén muchas lunas,
y encontraron para la familia un lugar digno.
Y enseñaron a otras su arte y oficio,
con paciencia, ternura y tino
hasta que surgió una red de solidaridad.

Llegaron mujeres sabias
y alzaron su voz, sus brazos,
su sabiduría, su cuerpo, su espíritu
contra la matanza de inocentes.
Y se marcharon por otro camino,
igual que lo hacen siempre,
sin prestar atención a los cantos triunfales,
para proteger a los hijos más débiles.

Se marcharon a su tierra.
Pero vuelven una y otra vez en esta época
y en todos los momentos importantes,
cargadas de dones, risas, besos
de vida, canciones y paciencia
Dicen que es su trabajo y oficio;
pero no, son nuestro sacramento
y nuestros sueños mágicos despiertos.

Vestidas sin llamar la atención
están ahí, al borde del camino,
en los cruces y duelos de la vida,
en los oasis y en los desiertos,
en el límite de nuestro tiempo,
en los campos de refugiados,
en el umbral de la conciencia,
ofreciéndonos lo que más necesitamos.

Danos ojos para verlas ahora,
antes de que se marchen por otro camino,
y sólo sean sombra para nosotros.
Déjanos sentir el aroma de su presencia,
la sonrisa de su rostro, la leche de sus senos,
el calor de su espíritu y de su regazo
y toda la ternura de sus corazones vivos.
Déjanos abrazarlas para no olvidarlas.

Siempre llegan mujeres sabias,
oportuna y solícitamente,
a Belén y al reverso de la historia,
y son los mejores reyes magos
de las crónicas evangélicas no escritas.

Autor: Florentino Ulibarri

LA PRÁCTICA TAOÍSTA DEL HUEVO DE JADE

LA PRÁCTICA TAOÍSTA DEL HUEVO DE JADE

Estos días he recibido varias preguntas en relación a la práctica Taoísta del Huevo de Jade. Esta práctica es diferente a la del huevo de obsidiana y también a la de otras terapias que se hacen a través de los huevos vaginales. No es que sea ni mejor ni peor, pues no se trata de una competición; simplemente, es diferente.

Para mí todas estas otras prácticas tienen una razón de ser y tienen todo mi respeto

Yo misma me he experimentado en el uso de los huevos desde otras perspectivas distintas a la taoísta y he extraído aprendizajes de ello; un día ofreceré un taller con todo lo vivido con el fin de compartirlo.

Las mujeres nos estamos descubriendo en nuestro cuerpo y en nuestra sexualidad, y los huevos, nos abren todo un abanico de posibilidades dignas de ser exploradas. Todas ellas son válidas en la medida que nos nutran y nos amplifiquen.


Simplemente, es que la práctica del Huevo de Jade es distinta en el sentido de que aúna un saber milenario propio del Tao donde se trabaja con movimientos muy específicos, respiraciones, puntos y meridianos, entre otras cosas.


No se trata de introducir el huevo y dejarlo; sino que implica una serie de pasos meditativos posteriores en los que la mujer está activa en ellos, afinando su conciencia.

Esta práctica, por si sola, fuera de toda la sabiduría Taoísta, no tiene sentido porque no se llega a comprender en su profundidad.

⛔️ No es una gimnasia (como a veces se ha dicho) pues los Taoístas no comprendían el hecho de ejercitar únicamente lo físico ya que para ellos el Ser Humano era un TODO. Precisamente, la base del pensamiento taoísta es que somos un micro cosmos fascinante y complejo. El pensamiento que separa sus partes y las trata a cada una por su lugar como si no tuvieran nada que ver la una con la otra, es meramente occidental.


Por esta razón enseño la Práctica del Huevo de Jade en el retiro
«El Tao Erótico de la Mujer»
en el que hacemos una iniciación a las prácticas propias de la Sexualidad Femenina Taoísta.

En este retiro, nos iniciamos juntas en la Práctica Taoísta del Huevo de Jade, de manera que tú aprendas lo necesario para seguir con la práctica en tu hogar y así evolucionar con ella en tu cotidiano.

Las siguientes convocatorias son:

Escríbeme a myriam@escuelademujeres.es para que te de + detalles y para que te explique cómo reservar tu plaza.

¡Te espero!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Si continúa navegando, usted está aceptando su uso, le informamos que puede retirar su aceptación cuando lo desee. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies