Y me convertí en leopardo…

Hace poco soñé que hacía Respiración Ovárica y que mientras respiraba me iba transformando en un  Leopardo.

La piel de mi cuello, de mis hombros, de mis brazos, de mis manos…se iba mutando a una piel gris y blanca. Cuanto más intensa era mí respiración más rápida era la mutación y yo más poderosa me sentía.

Mis manos se convirtieron en garras. Poderosas garras capaz de trepar montañas, de defender la Vida si fuera necesario, de clavarse en la profunda tierra y urgar entre las profundidades oscuras y turbulentas…

leopardo 2

El Leopardo Gris y Blanco se iba apoderando de mi Cuerpo de Mujer ofreciéndome su Fuerza Animal.

Una Fuerza Inconmensurable que se fundía por todo mi Ser haciéndome vibrar poderosamente desde el interior.

Todas las Mujeres tenemos esa Fuerza Animal dentro de nosotras. Absolutamente todas. Yo ya hace tiempo que ando tras ella y ella tras de mí. Pues me persigue, me acecha, a veces me muerde, otras me olfatea, me huele…y desde hace un tiempo viene a mí cuando la reclamo.

Tan sólo hay que saber llamarla. Ella está esperando ansiosa dentro de ti que la llames para llenarte de Vida, para recordarte quién eres de Verdad y cuan poderosa eres en tu interior.

Para mí, la Respiración Ovárica es una forma de llamarla. Es como tener linea directa con ella. La llamo de muchas más maneras pero reconozco que ésta suele ser infalible.

Con inspiración animal trepando dentro de mí,

Myriam