Respirando con Durga

Hoy hemos inaugurado el Ciclo de Respiración Ovárica de “Missatges” con la Diosa Durga.

De su mano hemos respirado nuestra Polaridad Masculina para ponerla al Servicio de la Mujer que Soy.

durga

Durga nos ha enseñado a poner Límites Claros y Concisos en nuestras vidas. A decir “no” cuando no queremos.

A sacar las garras sólo cuando es necesario y no malgastar nuestras energías.

Ello nos ha conducido a la Polaridad Masculina que es capaz de poner Dirección a nuestras Vidas como Mujeres, a Caminar hacia nuestros Objetivos Personales y a estar Presentes en nosotras mismas.

Lo hacemos femeninamente, desde la Ondulación de nuestros Cuerpos, jugosas y Llenas de Vida, con la Sensualidad y el Gozo que nos es propio como Mujeres.

Cuando las Mujeres reconocemos esa parte masculina nuestra y la ponemos al Servicio de nuestra Esencia Femenina, nos potenciamos a todos los niveles.

Entonces somos capaces de llevar las Riendas de Nuestras Vidas, de Accionar cuando así lo deseamos, de Emprender nuestros Proyectos y nuestras Vidas, de Fecundar la Vida con nuestro Ofrecimiento al Mundo y de Sostenernos a nosotras mismas.

No nos resecamos con ello sino que nos potenciamos como Mujeres Completas en la Unidad que somos.

La Sexualidad es la unión de dos polaridades. Una no hace nada sin la otra. Encontrar los dos polos en una misma es algo que te energetiza y te da un sostén en tu vida.

Cuando el polo positivo se une al negativo se da la Luz y con ello se prende la Preciosa Llama que Todas Somos.

Una llama capaz de alumbrar la Oscura Noche del Alma, de dar cobijo, de alquimizar, de arder en pasión, de alimentar…

Lo hemos respirado y lo hemos integrado dentro de nosotras para Activar por Completo nuestro Potencial creador de nuestras vidas.

Seguiremos transitando el otoño y potenciándonos como Mujeres a través de este Ciclo de Respiraciones que acaba de empezar!.

Si sientes que es para ti puedes escribirme a: myriam@escuelademujeres.es

¿Te unes a nosotras?

Con la Alegría de Compartir nuestros Procesos,

Myriam