La Mujer Completa y la Luna Negra

La Mujer Completa es aquella que ha bajado a las profundidades más recónditas de sí misma, las ha integrado y ha resurgido transformada.

¿Has tenido alguna vez la sensación de estar viviendo un infierno?, ¿De plantearte si te estás volviendo loca? Pues a esto es exactamente a lo que me estoy refiriendo.

diosa negra

Hay momentos en la vida de toda Mujer en la que se derrumba todo aquello en lo que creía sustentarse. Te miras al espejo y no te reconoces.

¿Quién es esa Mujer que se ve reflejada ahí? Creías que eras esto y lo otro, bla bla bla bla…pero ahora ya no crees nada.

El encuentro con tus propias profundidades no es otro que el encuentro con tu propia Sombra. Esa que te acecha a diario. Esa que reluce cuando se te activa el “piloto” automático y respondes sin pensarlo a una situación concreta.

Es necesario que toda Mujer pase por uno o varios momentos de Sombra que la sucumban interiormente. Es en “La Noche Oscura del Alma” donde podrá reconocerse plenamente. Sin miedo a amar sus partes más tenebrosas y destructivas.

La Mujer necesita reconocer a su parte más oscura y perversa para integrarla dentro de sí. 

Sólo así encontraremos nuestro Verdadero Poder y dejaremos de malgastar nuestra energía proyectando nuestras sombras en el otro, que no hace otra cosa que mostrarte esa parte que no quieres ver.

Toda Mujer necesita reencontrarse con ese instinto aniquilador que lleva dentro y que, si se ponen las circunstancias necesarias, podría llegar a sacar. Debemos recuperar nuestro poder instintivo de preservar la vida en todas sus formas. Hay momentos en los que la Mujer necesita sacar las garras con contundencia. Afirmando usarlas si así se requiere.

No todo es luz, ni todo es maravilloso… no. A veces, hay que posicionarse y marcar el terreno propio, que puede ser tu Cuerpo, tu Integridad, la de tus Hijos, la de tu manada, la de la Madre Tierra o la del Mundo Entero.

A veces no se trata de cantar un mantra desde el corazón, sino de soltar un rugido desde las entrañas que ponga de manifiesto que no estás por tonterías.

Las Mujeres somos las Guardianas de la Vida.

Me gusta la imagen de la Diosa Hindú Durga. Ella reposa tranquila sobre el tigre en una actitud de tremenda paz interior. No está exaltada ni fuera de sí. Tan solo permanece atenta por si debe sacar sus armas en algún momento.

durga

Hay una parte instintiva de toda Mujer que debe aprender a desarrollar y es saber distinguir cuándo hay que sacar las garras y cuándo no.

Tu Emocional te puede jugar una mala pasada y pensar que necesitas sacarlas cuando en realidad no es necesario. Hay que saber distinguir.

No se trata de ir peleándonos con el mundo. No desperdiciemos más la energía que necesitamos para nuestras vidas. Se trata de responder con fiereza cuando la situación lo requiera. Para luego volver a ocupar nuestro lugar repletas de Amor y Serenidad.

Cuando una Mujer se permite coexistir con sus miedos más profundos toda ella se transforma en una Fuerza Unificada capaz de todo. 

Seguimos integrando con la Luna Negra,

Myriam