El Nervio Pélvico y el Placer Sexual

Naomi Wolf en su libro “Vagina” explica que todas las Mujeres tenemos, al final de nuestra Columna, un Nervio que se irradia alrededor de nuestra Pelvis.

Este Nervio situado en nuestra Pelvis es el encargado de transmitir los impulsos nerviosos que se traducen en Placer

En esta imagen (extraída del libro de Naomi Wof “Vagina”) puedes ver cómo éstas ramificaciones van al Clítoris, al Perineo, al Punto Sagrado (punto G), al Cérvix, a los Ovarios, al Útero que palpita de Placer, al Ano…y así podríamos seguir infinitamente hasta llegar a todos y cada uno de los recovecos que hay en nuestra preciosa Pelvis.

Cada Mujer tiene sus propias ramificaciones.

El conocer cómo se ramifica esta Exquisita Red de Nervios  te va a aportar un Conocimiento propio que sólo tú puedes desvelar.

Toda esta Red de Nervios envía constantemente impulsos eléctricos que ascienden a través de la columna hasta llegar al cerebro, que a su vez vuelve a enviar Nueva Información en forma de impulsos de vuelta a cada ramificación de la pelvis.

“Una de las múltiples cosas increíbles sobre nuestro maravilloso Nervio Pélvico y sus Bellas y Numerosas ramificaciones es que es completamente diferente en cada Mujer que existe en la Tierra, no hay dos Mujeres iguales”

Naomi Wolf “Vagina”

Es tarea de cada Mujer desvelar el Mapa de Placer que aguarda su propio Cuerpo:

Si una Mujer tiene muchas ramificaciones en el Clítoris es mucho más fácil que alcance un Bendito orgasmo al acariciar adecuadamente esta zona.

Si una Mujer tiene más ramificaciones en la Vagina (y aquí se deberían diferencias todas y cada una de sus partes) es mucho más probable que llegue al orgasmo con la penetración.

Si una Mujer tiene muchas ramificaciones en la zona Anal es muy probable que disfrute mucho con el sexo anal.

Y en cambio si tiene muchas más ramificaciones en el Punto Sagrado (punto G) es muy fácil que pueda llegar al orgasmo al estimular este punto.

(…) Y así podríamos seguir sucesivamente.

De alguna manera, hay una comunicación constante entre nuestros Centros Inferiores, que nos comunican con la Tierra, y los Superiores, encargados de conectarnos con el Cosmos.

mariposas

La Ciencia ha comprobado que en el Perineo (la zona que hay entre la Vagina y el Ano) suelen haber muchísimas ramificaciones nerviosas encargadas de transmitir Oleadas de Placer hasta nuestras Ondas Cerebrales.

Como ya sabemos, esta zona suele ser cortada en el momento del parto para “facilitar” la salida del bebé. Así que no nos extraña que muchas Mujeres digan que después de dar  a luz y de recibir este corte ya no sienten el mismo Placer que antes.

Si es tu caso, no te desesperes que hay solución. Te aseguro que muchas Mujeres me han dado su fiel testimonio de que la sensibilidad de esta zona se puede volver a restaurar con Grandes Dosis de Amor, Paciencia y Automasaje (acompañado de un buen aceite) .

Los Hombres también tienen sus propias Ramificaciones Pelvianas que emanan desde el final de su columna. Aunque ellos, parece ser que tienen una Red Neural mucho más simple que la nuestra.

En parte, esto se debe a que nuestro Cuerpo está preparado para albergar a otra Alma Humana en nuestro interior. De ahí nuestra compleja Red Neural.

Indagar el Placer de nuestro Cuerpo y deleitarse en cada una de sus sensaciones es un
Bello Camino a recorrer por parte de todas las Mujeres.

Habitar al Cuerpo y volver a él, una y otra vez, es el Camino que el Universo nos ha trazado para que podamos conectar con nuestra Esencia Femenina.

Sigamos trazando las Rutas de los Misterios Gozosos que nos habitan, 

firma_myriam

2 thoughts on “El Nervio Pélvico y el Placer Sexual

Comments are closed.